Aprende un oficio con libros

on

Aprender un oficio se puede dar de muchas maneras, pero sin dudas no todas están disponibles para todas las personas. No cabe duda de que cada persona tiene un proceso cognitivo distinto y eso se refleja en la manera como aprende.

Si bien, yo soy partidario del aprendizaje con un maestro, muchas veces no tenemos el tiempo para eso, y muchas otras tantas, tenemos el tiempo, pero la información que se nos provee no es toda que podemos tener a la mano. Si uno quiere en realidad saber de lo que hace, entonces es inevitable ir a una fuente de información, por ejemplo un libro.

Cuando uno aprende una profesión resulta muy importante valerse de un libro, pues allí uno encuentra técnicas e información adicional que se le puede estar olvidando al instructor o que simplemente no dice porque asume que ya lo sabemos.

Imagínate que eres aprendiz de cerrajero y que vas con algún otro de casa en casa viendo lo que hace aprendido del oficio. Los cerrajeros eixample no van a  detener su trabajo para explicarte cada paso del proceso, por lo que muchas de las cosas las asumes, es decir, copias conductas de esos cerrajeros mataro, peor no sabes bien por qué lo hacen o si está bien.

Una cosa que sucede mucho con la educación  y los instructores es que ellos explican y actúan según sus propias peculiaridades, nunca son totalmente fieles a la técnica, cada quien le da su toque. En el caso de la cerrajería, si tú no te vas a la fuente formal de educación, es probable que te conviertas en una copia de tu maestra, que no tiene nada de malo, pero que puede disminuir tus habilidades.

Existen libros de cerrajería, ya que estamos hablando de ese oficio, en donde se explican técnicas y métodos para hacer las cosas bien; no creas que sea algo que debas tomar a la ligera.

De hecho, si unos pone a estudia por el libro se da cuenta de que existe una serie de vocablos técnicos y de información importante, por ejemplo, te pueden explicar el mecanismo de funcionamiento de una cerradura y tú con esa información puedes tomar decisiones importantes ante tu trabajo.

Lo cierto es que se puede aprender un oficio con un libro, aunque a muchos nos les guste la idea, más que nada porque deben leer y eso significa que deben prestar atención y analizar. Se prefiere el aprendizaje más dinámico y practico pues la recepción del conocimiento es más fluida.