Calidad de la información en libros

La calidad es lo que hace que nos destilemos por una opción  por la otra. En los libros aplica igualmente, así como en cualquier recurso informativo que estemos usando.

Existen recursos que son más confiables que otros y en ese sentido debo decir que los libros suelen ser la fuente de mejor calidad con respecto a la información.

Las razones son evidentes; cuando tú tienes un libro y lo consultas, sabes quine lo firma, conoces su trayectoria y su experiencia, eso te deja más tranquilo.

Comparada con el internet, la información en los libros es mucho más fiable, pues debemos recordar que cualquiera puede subir contenido a la web, incluso si no está calificado para tal propósito.

Muchas veces uno ve información en la web de la mano de investigadores que son muy subjetivos y que cuentan la historia a su manera y no buscando la veracidad.

No digo que en la web no se expresen también profesionales en ciertas materias, pero no hay manera de que nos garanticen quienes son y cuál es su trayectoria.

Por decirlo de alguna manera, para publicar un libro se pasa por un filtro de calidad, se va revisando cada información, los textos, las imágenes, las formulas, en los casos que apliquen, y solo cunado todo está correcto se pasa a imprenta y luego a distribución.

En la web puedo yo, llegar un día, subir contenido sin revisar y decir que todo es cierto, sin que alguien me de aprobación y, probablemente, comprometiendo el proceso de aprendizaje de alguien, pues existen muchos que entran en duda ante dos versiones distintas de un mismo tema.