Las virtudes de la lectura

on

Los libros son una herencia que nos ha quedado de los diferentes autores que han existido a través de la historia, que en su mayoría han partido en este mundo, pero no por ello sus aportes son insignificantes.

Hay quienes prefieren los libros impresos y las generaciones actuales posiblemente se inclinen hacia la utilización de tablets o Kindle fire. En todo caso, el enriquecimiento intelectual y mental se puede llevar a cabo de las dos formas, ya que los gadgets tan solo son herramientas.

Con los libros podemos imaginar nuevos universos, evocar momentos agradables y experimentar toda clase de emociones que nos ayudarán a ver la vida de una manera distinta, enriqueciendo nuestro intelecto y nuestra personalidad.

Sin más preámbulos te explicaremos por que la lectura resulta tan beneficiosa para las personas, al punto que si se incentiva en los distintos lugares, podremos evidenciar el nacimiento de sociedades pensantes.

  1. Estimula la creatividad

La lectura puede estimular la creatividad de muchas maneras, pero este concepto en todo caso no es del todo rebuscado. La creatividad sirve netamente para crear cosas a partir de otras, ya que no existe conocimiento totalmente aislado.

Cuando un cerrajero Poblenou comienza a aprender su oficio, es fundamental que éste desarrolle su creatividad, y qué mejor manera que optimizarla con la lectura, ya que se trata de una ocupación que reúne muchos conocimientos, por lo que debe aprender a aplicarlos.

Sean de autoayuda, académicos o literatura, los libros pueden ayudar a abrir la mente de quienes los leen, sea cual sea el oficio de estos individuos.

  1. Mejora nuestro léxico

Uno de los factores que influye en que nuestro léxico sea más o menos fluido, es respecto a los libros que leemos, ya que los autores manejan un vocabulario más enriquecido que el nuestro.

Pueda que seas una persona que pase por alto algunas definiciones intrincadas, pero si eres alguien curioso la lectura te servirá de gran ayuda para ampliar tu repertorio de palabras. Tan solo anota cada palabra de la que no conozcas el significado, y búscalas en el diccionario.

De hecho ésta es una práctica que puedes insertar en tus hijos desde temprana edad, a fin de que aprenda a comprender cada texto que se le asigne y pueda interpretarlo.

  1. Se aprende a hacer de la lectura un habito

Nadie aprende a amar la lectura de la noche a la mañana, ya que el cuerpo por naturaleza se resiste a realizar tareas que impliquen un esfuerzo mental o físico, siendo el de la lectura un esfuerzo netamente mental.

Comienza con lecturas que sean dinámicas, preferiblemente de libros que tengan aproximadamente 200 hojas y cuya lectura sea amena. Poco a poco irás acostumbrando a tu mente y tu vista a leer textos extensos.

Algo que debemos mencionar es que de acuerdo al propósito del autor, se pueden hacer distintas interpretaciones de una obra específica, y precisamente de eso se trata la genialidad de los libros, siendo afortunados quienes tenemos la oportunidad de pasar nuestra vista por ellos.